Fui yo.

¿Cuántas noches amor, habrás llorado por mí entre sus brazos?, cuando aún tu corazón pronunciaba mi nombre, cuando eran mis labios los que provocaban tu deseo.  ¿Cuántas noches amor, ella te habrá consolado? De alguna discusión, o de un trago amargo a mi lado. Nunca lo había pensado, quizá fue esa forma en la que…