Adictiva.

 

Como una droga que temías probar y ahora no quieres dejar,

adictiva, sin poder parar, buscando el momento perfecto

para volverte a besar.

Es tu mirada, el cruce de tus palabras,

esos instantes donde ambas nos encontramos,

en medio de la gente, un roce, una palabra, una mirada,

cualquier cosa que nos indique buscarnos.

Adictiva, así te nombro a partir de ahora,

encendiste una llama que en mí estaba apagada,

la pasión ha vuelto a mi cuerpo, a mi deseo.

No puedo, ni quiero detenerlo,

aunque sea efímero, fugaz, inverosímil.

Aunque sea prohibido, escondido, imposible.

¿Por qué habría de detenerme si causas ecos en mi mente?

dejaré que mi deseo hable por mis pensamientos,

dejaré que mis besos sigan navegando en tu piel,

seguiré cerrando los ojos a la deriva de ti.

Adictiva, así te me prestas,

aunque más adelante pague las consecuencias

de un secreto como el nuestro.

 

AIRY MINOR

Twitter: @miniptx

FB: Insomnes Accidentales

Instagram: Miniptx

Anuncios

Te Quiero.

Te quiero a partir del ritmo inapropiado de la palabra, de ese encuentro con el otro y sin embargo que soy yo misma mirándote de una forma distinta.

Irónico pensar que antes eras mi locura, mi llanto, mi melancolía, mi deseo inactivo que ahora sucede con cada ser que me indulta de mi teoría.

Te quiero mágica, compartida, tan de ti misma, con esa felicidad anclada a la sonrisa, con esa ironía, ese desapego, esa felicidad inaudita, inverosímil, tan libre que ni yo misma podría alcanzarte con mis alas, pero sí con mis besos.

Mis caricias no son anclas, no son cadenas, son tan solo mapas que van trazándose por tu cuerpo, distancias que se acortan con miradas, momentos que se nombran, que se pronuncian ensalivados y encadenados a lo sublime, a lo ideal, a lo incorrecto.

Toda mi moralidad te alcanza en un desierto desasosiego, toda mi certeza está varada en el instante en que en ti pienso, en el momento en que mi benévola pertenencia me libera de su ceguedad y por lo tanto de la poca o nula actividad de posesión que a mi alma limita.

 

Te quiero porque efímera y candente te me presentas, te me prestas, entregándote coherente ante mi lírica y ritmo, y bastan un par de palabras para hilar a lo íntimo.

Te quiero porque no dices no, pero tampoco accedes fácilmente, porque estiras y aflojas en un juego de seducción que me adhiere, y al mismo tiempo me puedo marchar cada que quiero, buscando en otras esas caricias que en ti ya he devorado, entregándome ciegamente, dejando que el enamoramiento me fulmine y me ataque con ese deseo voraz que me calcina por dentro, ese deseo que a través del tiempo va dejándose como huella permanente de un garabato con la firma de alguien más.

 

Me he detenido a mirarte, a posar en ti la mirada como si no me hicieras falta, como si te conociese desde hace mil años y solo fuera tu cuerpo partículas de mi ser, y antes de ti, pertenecientes a mi sentido de nacer.

 

Te quiero porque aun distante te encuentras en lo más recóndito de mi pensamiento, hilvanando recuerdos que parecieran que fueron hace un par de momentos, te quiero porque contigo no pasa tiempo, no pasa el aire frío en nuestras conversaciones, y no importa si te veo hoy o dentro de dos estaciones, podemos encontrar ese punto donde las palabras se unen en una energía marítima interesante, intensa e incesante.

 

Te quiero, porque hoy, mañana, dentro de mil años tal vez podamos encontrarnos, y ambas, aún sin nombrarnos, nos reconoceremos.
 

AIRY MINOR

Twitter: @miniptx

FB: Insomnes Accidentales

Instagram: Miniptx

Azul.

lesbian_platonic_love

 

Anoche soñé con el delirio azul de su blusa, con la chaqueta negra que llevaba puesta cuando me abrazó muy fuerte. Con sus delicados hombros, y sus labios carnosos. Con la ferocidad de sus ojos negros. Soñé que se acercaba a mi espera letargada, que me envolvía en la suavidad de su perfume dulce e inocente. Se acercaba poco a poco a mis labios y yo; con furia incontenible la besaba. Ella me besaba mientras yo disfrutaba de la humedad de sus labios, sus dedos me tocaban, su pelo lacio me envolvía, soñé que era mía.

Desperté queriendo saber de ella, deseando escucharla, deseando tomarla con mis brazos y desgarrarle la ropa, quise volver a dormir para encontrarla, para admirarla, para dejar de extrañarla.

Anoche soñé con ella, la de mirada tirana, fiera, fuga cruel de mi pasado. Y no pude evitarlo, quise saber de ella y llamarle pecado. Busqué la forma y la he encontrado, quizá no sea para mí pero nunca dejaré de intentarlo, anoche soñé con ella, la de huesos tercos y piel suave, la de tierna seducción imparable, aquella que tan sólo su presencia deja suspirando a quienes tiene en su regazo, la de azul delirio que domina mis sentidos. Y desperté por error leyendo el mensaje de reclamo de quien se llama amor.

Airy Minor

Twitter: @miniptx

FB: Insomnes Accidentales

Instagram: Miniptx

Regalo

Probablemente mis letras no sean un buen regalo,

pero qué es adecuado darle, decirle, escribirle,

feliz cumpleaños siempre es insuficiente.

Si te escribo un verso,

si te dibujo un beso,

si te mando un abrazo,

que quizá se pierda con el tiempo

al menos en mis letras tendrás,

la firme idea de que alguien

se acuerda de tu destello.

Te regalo un momento, mi pensamiento,

te regalo en este día,

mis mejores sentimientos, las letras indefinidas,

y que siempre sonrías, que se te acaben las tristezas,

ojalá que en este día, comiences una nueva vida.

Todo lo bueno para ti, creo que no tengo mucho que decir.

Y si para el próximo año, perdemos el contacto

date una vuelta, que seguramente aquí… encontrarás tu regalo.

Airy Minor

Twitter: @miniptx

FB: Insomnes Accidentales

Instagram: Miniptx