Inspiración.

Te recorro y sé que estoy mil distancias luz de volver a ser la misma, la de ayer, la que aún no te conocía, aquella envuelta en melancolía, que no sabía que podía volver a sentirse deseada, exquisita, tan plena como ahora entre tus brazos. Duermes sonriendo y no puedo creerlo, aquel día desperté sin saber…

Te he amado.

Te he amado de mil formas distintas, en tiempos inoportunos, en tormentas de arena llenándome los ojos, en mares explosivos de lava quemándome las entrañas. Te he amado y te sigo amando, en la espera interminable de no poder verte, en los segundos eternos cuando subo a tu auto y te beso. Te he amado…