Olvídalo.

Eran tus ojos, tus manos, tus labios. Eran los momentos que compartíamos, los gritos, los anhelos disfrazados de espera, de “amor”. Olvídalo. No queda nada en mí de aquel amor, no queda rastro de tu saliva por mi cuerpo, ni huella impregnada de tu imagen en mis recuerdos. No hay aroma en mi ropa que…

Aún así.

Tendrás mil motivos para no buscarme, y entonces encontrarás un libro, escucharás una frase, te oirás en voz alta diciendo palabras que en mi sonaban y una voz lejana aparecerá gritándome.

Está vez no.

Está vez no es sobre ti, está vez no hablaré de tu cabello, ni de tu piel, ni de tu cuerpo. Está vez no es sobre ti, ni de tus labios, ni de tus manos, ni de esa sensación de calor que tengo si me escribes, si me dices que me amas. Está vez no…

¿Me extrañas?

– ¿Me extrañas?- Me preguntó, y su profunda mirada se volvía insegura, sus labios temblaban, había un nudo en su garganta. La miré, tomé su mano, acaricié su tatuaje, sus anillos, sonreí y le respondí. Ella suspiro apretando los labios y desviando la mirada como siempre hacía cuando no quería demostrar sus sentimientos, el momento…

Ni te imaginas.

Ni te imaginas como me ha costado salir paso a paso, salir de este colapso emocional que me afectó en todo lo posible, involucrando cada escenario de mi vida…

Todo lo que fuimos.

Todos los versos, los dramas, lo innecesario. Las peleas, los gritos, las manías y esa necesidad de herirnos. Todas las tardes tontas, las risas, los cumplidos. Las ganas. Todos los te amo que hoy simplemente se desvanecen, rebanándome el corazón. Todas las canciones que hoy he borrado para no escucharlas más. Todos los planes, lo…

Las dudas de ayer.

Yo que de ti soy, que a ti pertenezco, que de mil formas te cometo. ¿Cómo me dejas hacernos esto? ¿Cómo dejas que te abandone cuando sos lo que más necesito? ¿Cuántas palabras más dejarás que diga, que nos lastimen, que nos impriman de esa fríaldad que nos abraza sin sentido? ¿Por que toleras esto?…

Me voy

Vuela amor, que pronto olvidándome te encontrarás. Me voy por todo aquello que no comprendes, que no quieres ver, por esos “dramas” que no supiste entender. ¿Cuándo fue la última vez que me dijiste te amo? Recuerdas cuando fue la última vez ¿que me tomaste entre tus labios? Me voy amor, no digas más. No…

Te sigo buscando.

Te he buscado entre  los escombros de un amor que ha terminado. Te he buscando en los amaneceres que no comparto contigo, en las tardes de lluvia donde siempre termino buscando tu abrigo, y sobre todo en aquellos días en los que corría a ciertas horas por uno solo de tus besos. Te he buscado…

Despedida inexplicable 

Entró sin tocar a la habitación. La vio acostada, abrazando su almohada, la ternura le invadía el cuerpo. Tenía ganas de abrazarla, de cobijarla, de protegerla de alguna forma. Pero no se acercó más que a la cama. La miró y entonces ella volteó a verla. -¿Llevas mucho tiempo ahí parada? Movió la cabeza negando. –…

Perdería.

Va ha dejarme, lo tiene ya decidido, lo ha pensado por las noches y aún no sabe cómo decirlo.

Inevitable 

Siempre supe que se iría, pero en algún momento de nuestra alocada historia creí ciegamente que se quedaría. Me miro soltando poco a poco su mano en la caída libre al abismo en el que me encuentro, la sueño todo el tiempo, como si de esa forma pudiéramos volver a encontrarnos. Cierro los ojos y…