Episodio… X

Hablaban entre risas y tragos de cerveza de sus aventuras, se comprendían una a la otra y se contaban que les gustaba de sus amantes.

Entonces, Ro le dio una bocanada grande y acercándose a Is le paso el humo de la maría lentamente, ambas se encontraban en la cama relajadas, seguían su conversación y fumaban. Cambió la canción que sonaba y se dio cuenta de que al estirarse quedo arriba de Ro, ella se acomodó de forma que sus labios quedaban cerca de Is.

Se acercó despacio y le dio un beso suave, ensalivado que iba subiendo su intensidad con cada movimiento, sus manos comenzaron a subir debajo de la playera de Ro, y tocó sus senos, quitó la playera y comenzó a saborearlos uno a uno haciendo movimientos suaves con su lengua, beso despacio su pecho y su abdomen.

Ro se acomodó para darle más espacio en la cama, la miró desabrocharle el pantalón, Is la miraba mientras le bajaba el pantalón y la tanga, mientras el aroma de su sexo se le presentaba tan cercano, miraba a Ro morderse el labio porque sabía lo que le esperaba, y sin dejar de mirarla abrió sus labios para adentrar su lengua y comenzar a saborearla.

Ro comenzaba frenética a retorcer su cuerpo de placer, mientras sus dedos se perdían entre la cabellera de Is, quien se aferraba a sus piernas atascándose del sabor y las mieles a caudales que se le presentaban.

Ro la jaló para besarla y probar su sabor en su boca, le quito la ropa y besó delicadamente sus senos mientras sus manos se perdían en sus nalgas. La tomó decisiva cambiando la dirección del mando y subió sus piernas a sus hombros, mientras la besaba entraba en ella de una forma que Is sintió que se venía inmediatamente, quizá fuera la maría, pero el placer incontrolable la hizo gritar…

Anuncios

Te cuento.

Fue tu sonrisa la que tierna se ha quedado impregnada en mi cabeza,

el sabor de tus besos desatando mi deseo,

ha sido tu nombre el que constante pronuncio

Te cuento que eres la más bonita de mis historias,

inexplicable nuestro encuentro, me hacen falta las letras para expresarlo,

y sin en cambio quisiera gritarlo.

Quisiera dejarme entre tus piernas,

encontrar de nuevo el camino hacía mi elocuencia,

hace tantas historias no tenía yo una como ésta,

donde la principal protagonista son nuestras caricias.

Ven y hazme el amor,

así como sólo tu puedes hacerlo,

ven y déjame que te cuente, como te pienso cada día,

y que de todas mis historias, eres la más bonita.

 

AIRY MINOR

Twitter: @miniptx

FB: Poeteros

Instagram: Miniptx

 

 

Sí.

¿A los cuántos años me dirás que sí?

Le preguntó mientras quitaba las moronitas de su playera de las galletas de mantequilla que tanto le gustaban, Vera la miró con ternura pero no respondió, solo le dio un breve y suave beso en la frente y comenzó a incorporarse de la cama. No se lo dijo, nunca se lo había dicho pero le encantaba amanecer así, con el cálido sentir de tu piel desnuda, de sus pechos suaves y firmes rozando su espalda. Le gustaba, que muy de mañana se despertará, se pusiera una playera y fuera por café y galletas de mantequilla. Luego de ponerlos sobre la mesita, la despertaba a besitos suaves en la punta de la nariz, mejillas y labios. Mientras su mano coqueta iba recorriendo su abdomen, hasta llegar a su sexo. Era una combinación hermosa de la ternura desbordada mezclada con la pasión enjaulada de tus arrebatos. 

Pero no, no le diría que sí, porque esa respuesta era nada comparado con el mágico mundo en el que un sólo instante ella le causaba… 

Se paró, se vistió y le dio un beso largo. – Me tengo que ir – sintió como Andy le jalaba el brazo para que no se fuera, le dio un beso de despedida y se marchó. 

Andy se quedó entre las sábanas blancas con la luz entrando por la ventana, semidesnuda, saciada de placer pero al mismo tiempo pensativa, después de años de estar a su lado, algo le hacia falta. Se enredó entre las sábanas y se refugió en el mágico mundo de sus sueños. Al despertar, recogió las tazas, limpió, y se dio una ducha breve. 

Mientras se vestía; reflexionaba: Han pasado años, si no me ha dicho que sí, a vivir juntas será por algo, a lo mejor no quiere, a lo mejor esta conmigo mientras llega alguien más, a lo mejor… Y sus pensamientos se iban cada vez más lejos y atemorizantes. 

Se quedó en casa, pero por la tarde se arregló, se puso uno de esos vestidos entallados que dejaban ver su espalda desnuda, Vera la citó en su departamento, y a ella le gustaba verse bonita para ella. Al llegar, notó que todo estaba apagado, pensó que Vera aún no llegaba y entonces escuchó un ruido, Vera encendió un interruptor y el departamento se alumbró con una decoración sorprendente de luces cálidas que recorrían la estancia, sala y balcón, donde por sorpresa había un par de músicos que comenzaron al unísono una melodía de amor. Andy sorprendida, no sabía que decir, no se esperaba nada así, sonrió y caminó hacia ella para darle un beso rápido. Vera tenía en la mesa una cena en espera que había hecho para ella. ¡Feliz aniversario! dijo.

Se sentaron a cenar, Andy sentía que era un divino detalle de Vera, a veces era así, tenía detalles inimaginables que siempre la sorprendían, era una de las cosas por las cuales se enamoró. 

Entonces Vera comenzó: Andy, conocerte ha sido uno de los viajes más bonitos de mi vida, he encontrado en ti, todo lo que nunca imaginé tener y todo lo que siempre soñé con algún día conocer, he aprendido de ti tanto que no terminaría de pagarte con el resto de los años,  antes de conocerte ya te sabía, sabía de tu existencia y de que algún día a mi vida llegarías. Sacó un cofre de madera y se lo dio. – Ábrelo-  le dijo. 

Andy abrió el cofre y encontró decenas de cartas escritas a mano. La miró sorprendida. 

Andy, hace años comencé a escribir cartas para el amor de mi vida, todo lo que siempre he deseado se encuentra en esas letras, y ahora son tuyas, porque sé que apartir de hoy dejaré de esperar, ahora sé que eres tú, y nadie más. ¿Te casarías conmigo?

 

AIRY MINOR

Twitter: @miniptx

FB: Poeteros

Instagram: Miniptx

No queriendo.

Te espero, dibujo en mi mente el momento en que he de conocerte, me invento mil historias que aún no vivimos y que sin duda ansío.

Te he dibujado mil veces en las noches donde en mi cama vacía queda un espacio dedicado a tu sonrisa. Donde mi piel encuentra tus caricias, y la felicidad de tenerte por fin entre mis brazos me satisface hasta el cansancio.

Me he inventado mil detalles que aún no comparto con nadie, escribo incontables letras que sé que algún día he de leerte, estoy preparando mi vida para el día que llegues.

No queriendo voy deshaciéndome de todas aquellas relaciones de mentiras en las que me envolví, voy alejándome de todas esas personas que juraron quererme y solo jugaron una mentira más, voy mejorando mi estilo y calidad de vida porque sé que pronto vendrás.

Te imagino entrando a mi vida y quedándote decidida. Imagino que estás justo ahora preguntándote si algún día me conocerás, o quizá estés en brazos de la persona que te está preparando para mí.

No queriendo, te sueño.

AIRY MINOR

Twitter: @miniptx

FB: Poeteros

Instagram: Miniptx

Infinita

Te me has escapado como el agua entre los dedos.

Una y otra vez te me presentas como una historia inconclusa en espera de un final determinado.

Has dejado en mi una huella tan profunda que vuelve suspendida y reluciente cada que te me apareces, un vuelco a mi corazón lo golpea como un rayo llenándolo de una felicidad incongruente, una felicidad incomprensible aún sin tenerte.

A veces, me da miedo que un día pueda desaparecer por completo esa felicidad que me llena cada que te acercas, esa alegría y entusiasmo a la vida si es que conversamos por un momento, a veces me das tanto miedo.

Pero ahora, aún después de años: sé que vas y vienes, sé que nuestros encuentros son inevitables, que la vida nos reune inesperadamente cada cierto tiempo, y yo bendigo, abriendo mis brazos y mi corazón para recibirte cada que quieras, dejándote entrar como un rayo deslumbrante de sol cálido a mi vida.

Sé quizá que piensas que de mil amores lleno mi soledad, que me dejo en los labios de cualquiera, que me enamoro a cada paso que doy, tanto de mí que desconoces y sin embargo conociste un parte de mi tan intíma, que ojalá no hayas olvidado jamás.

Eres infinita, quizá nadie en esta vida te ha venerado, deseado y amado tanto como yo, besaría tus heridas tan solo para sanarlas, para aprender de tu pasado y cuidarte como lo mágica que eres.

Aunque al final, sepa en el fondo que tengo que dejarte ir una y otra vez, hasta que algún día por fin. Me mires.

Canción: Amores – Marisa Mur

Sin lector.

Hoy vi una película, una de esas historias que me hacen recordarte a cada escena, una de esas historias con las que me gustaría explicarle al mundo cómo te amé, y sin embargo no puedo.

A veces te guardo como un recuerdo preciado de un par de años que me hicieron suspirar, guardo con celo los momentos contados y estrictos de limitaciones en los que te me dabas entera. Y aún vuelve a mi mente ese celo y rencor que me generas al saber que incluso estando mal, no me merezco una llamada, un mensaje, una señal de presencia, de que te importo aunque fuera un poco. Aun me enfada no poder creer que alguna vez me amaste tal como lo decías.

Te escribo porque es mi forma de sacarte, de expulsarte de mis pensamientos y añorar que te me presentes. La última vez me dijiste: “Nunca lo pediste (que te quedarás)” No, nunca lo pedí, y nunca lo haría, eso cada vez lo confirmo.

Te burlas, ríes cada que me sacas alguna historía, algún romance fallido que termino tirando por la borda. Es, verdad, no me ha perdurado ninguno desde hace tiempo, y tampoco es que lo esté buscando. Y al mismo tiempo dices que mueres de celos cada que me imaginas con alguien.

Te hablé de aquella mujer que se me presentó como un divino regalo, y ciertamnete no quería contarte, no quería que arruinarás con alguno de tus comentarios ese recuerdo.

Ahora solo quiero, dejar de esperar un acto de presencia, ya no quiero sentirte. Ya no.

 

AIRY MINOR

Twitter: @miniptx

FB: Poeteros

Instagram: Miniptx

 

 

 

Esta vez no.

¿Por qué insistes en qué yo cambie? ¿Por qué si conoces mis virtudes y defectos, te empeñas en que sea alguien que no soy? ¿Por qué si conoces mis modismos, palabras y formas de hablar insistes en que me comporte diferente? Y si no, te vas, te alejas, haces berrinche y me sacas de tu vida cada que quieres, para después volver a repetir la misma historia.

Esta vez no, esta vez déjame ayudarte y con ello a mí también para alejarnos definitivamente, esta vez permíteme cerrar la puerta con llave para que no vuelvas a molestarme, romper con ese hábito tuyo de marcharte y volver cada que quieres, dejar de lastimarnos para siempre, míralo de está forma, será la última vez que dolerá.

Esta vez no, no quiero formar parte de tu juego donde voy a buscarte y disculparme por cosas que no sé si hice. Ni permitir que te acerques tan solo para cerrarme la puerta en la cara cada que quieres. Esta vez no.

Y si hemos de encontrarnos, que sea el destino quien lo decida, y si tu decides en ese momento no conocerme estará bien. Hace mucho tiempo que me hice la idea de que eso puede suceder. Y si cambias, si en verdad cambias esas ganas de tener relaciones complicadas, entonces seguro nos encontraremos, con amor y respeto.

Por lo pronto vete a jugar a otros lados, que yo no tengo tiempo para tus arrebatos.

 

AIRY MINOR

Twitter: @miniptx

FB: Poeteros

Instagram: Miniptx