Te propongo algo.

Te propongo un trato,  escapémonos un fin de semana, a cualquier lado,  démonos un encerron en algún cuarto. Elige el panorama que quieras ver por la mañana  bosque o playa, admirar por la ventana. Escapemonos un fin de semana,  lejos del ruido, de la vida, de las que somos hoy, enredémonos en las sábanas  hasta…

Pensádote.

Me hace falta ese agotador susurro de tu voz provocadora invitándome a probar el mar de tus deseos.  Cierro los ojos y siento el silencio de la inconquistable caricia que me has quitado, solo el eco de la ausencia de tu efímera y volátil presencia yace en mis pensamientos.  Ojalá te me fueras de la…

El Voyeur

l frío aire de la noche lluviosa refrescaba sus deseos de admirarla. De tocarse y venirse en ese momento en que ella aparecía…

Te seguiría.

A donde vayas, sí.  Iré con gusto, con los ojos anclados al suelo para no ver tus alas, siguiendo tus pasos como un enfermo que ha decidido aceptar su final.  Mañana me voy detrás de ti, de esos ojos oscuros que me destrozan los sueños y me hacen vivir.  Te seguiría a cada paso, aunque…

Rompecabezas.

Nos fuimos armando a besos, caricias escondidas detrás del sabor del café, brillo labial en el cuello, en las mejillas, entre pláticas íntimas. Desatamos un aroma entre el cabello suelto, en medio de tazas de café recién hecho, de litros y litros de alcohol, de risas, pasión, tristezas, te abrí mi corazón. He corrido a…

Si sucede.

Ya habremos de encontrarnos, pronunciando nuestros nombres entre susurros, entre besos ensalivados, y caricias tiernas pero pasionales. Si sucede, ya tendremos noches para contarnos las estrellas de la espalda, ya habrá mares de risas, tornados volcánicos de palabras que encienden, ya habrá saldado cualquier otra deuda de melancolía, cualquier otra herida. Y tendremos días y…

Te dejo libre.

Para que vayas,  para que estremezcas,  para que le rompas los sueños y te llenes de insomnio el deseo  con tu indiferencia, Te dejo ahí, sola, loca, indecisa, indispuesta,  con todas las locuras que no me dejas.  Para que vayas y corras, para que le grites a la vida que me tuviste. Te dejo libre,…

Amigo mío.

Hace años juré que no me pasaría lo mismo, pero sin poder evitarlo, caí en sus brazos,  amigo mío, perdón. Sabía perfecto que morías por probar sus labios,   yo aquella noche, me embriague de su sabor.  Pero mi cuerpo, mi mente y mi alma  despertaron aquella sensación,  me creía perdida y ella me encontró.  Lamento…

Dame algo de ti

Dame algo de ti, un texto, una llamada, un gemido que se pierda en la cama.

Poet-eros

  De insomnes, poetas, locos enamorados y apasionados. Somos una comunidad de locos enamorados del amor, la vida, la muerte, el sexo, la pasión de lo efímero, lo trascendente del momento, así como los amorosos. Nos reconocemos entre nosotros. Únete a nosotros, comparte tus historias que siempre hacen falta letras, para describir lo que muchos…