Me enamoré.

Me enamoré de ti, de tus ojos soñadores que brillan cuando estás junto a mí. Me enamoré de tus alas que te hacen volar y ser tan libre como nadie que haya conocido. Me enamoré de tus labios, carnosos, suaves, que besan con ternura y que desbordan pasión al devorarme. Me enamoré de tus manos,…

Por sí me lees. 

Te he pensado incontables veces en el día,  he querido escribirte, preguntarte si me extrañas, si acaso me estás llamando con el pensamiento. No sabes cuantas veces he abierto el whatsapp para escribirte  y solo me detengo a mirar tu fotografía.  He regresado incontables veces a ti, prometiendo que no me alejaré,  y vuelvo a…

Fui yo.

¿Cuántas noches amor, habrás llorado por mí entre sus brazos?, cuando aún tu corazón pronunciaba mi nombre, cuando eran mis labios los que provocaban tu deseo.  ¿Cuántas noches amor, ella te habrá consolado? De alguna discusión, o de un trago amargo a mi lado. Nunca lo había pensado, quizá fue esa forma en la que…

Carta al cielo.

Hablar de ti es algo que pocas veces hago, pero hoy no quise evitarlo. Hablar a alguien de ti es dejar entrar a alguien a una parte muy intima de mí. A veces me hubiera gustado mirarte, no tengo una imagen fija de ti en mi mente y sin embargo estoy segura de cómo fuiste…

Le confieso.

He pensado mucho en sus besos, en sus manos recorriendo mi cuerpo, he pensado en el calor de su piel y ese aroma que me enloqueció de placer. Le confieso  que me dan ganas de arrebatarle una noche, perderme entre sus sábanas, despertar en su almohada, me dan ganas de provocarle, de que me recorra como…

Hace noches te soñé.

Hace un par de noches soñé con tu presencia, llegabas de pronto a mi oficina, preguntando por información general, yo te miraba entrar, me escondía de ti, pero lograbas mirarme. Entonces, todo volvía a mi mente, los besos, las caricias, las noches que pasamos juntas. Y temblé, tuve miedo de cualquiera que fuera tu reacción, entonces…

Sinceramente.

Hace falta sincerarnos, decirnos al oído todo aquello que callamos. Ven amiga mía y siéntate a mi lado. ¿Cómo es posible que de ella te hayas enamorado? Si bien sabes como tuvo mi corazón enjaulado. No, perdona, es que ¿cómo es posible que no te hayas enamorado antes de ella? Si bien sé como cautiva,…

Cíclica. (Cuento)

Maria conoció a Aimer cuando eran adolescentes, vivieron un fugaz amorío de juventud más emocional que físico, pero el tiempo hizo con ellas lo que hace siempre. Separar y alejarse.  De vez en cuando intercambiaban mails, con la misma pasión clausurada en palabras de todo lo que pudo ser.  Maria conoció a Memo, un hombre…

Te me antojabas.

Te me antojabas prohibida, a veces tan distante, otras tan íntima. Te me antojabas bajo la luna llena, probarte un beso, secreto, lujuria divina. Y entonces vienes y te me presentas altanera, con esa belleza inexplicable que me atrapa. Vienes con esa cadencia y esa mirada tierna, que no me se explicar, que me cohibe…

De formas inesperadas

  A veces el amor llega de formas inesperadas, y te atrapa en medio de una conversación, y te susurra al oído que ya ha venido. A veces llega súbitamente, agarrándote en medio de la nada, de un pensamiento vano, te coge de repente y te toma de la mano. Como me gustaría que fueras tu, a…

Si pudieras  mirarte como yo te miro, encontrar en esos labios, la saciedad que yo suplico. Mirarte, a través de estos ojos que te veneran, que aún al pasar de los años, con tus brazos sueñan. Me da miedo que me veas, que notes en mi mirada como se me desborda el alma. Y ese…

Carta a una vieja ilusión.

Esta noche recordé aquella noche fría de mediados de año, donde alzaba la vista como ahora para ver las estrellas mientras sostenía mi cerveza con la mano derecha. Pensando en lo fría y distante que es la vida cuando piensas en que estando en el mismo espacio somos dos planetas lejanos..  Aquella noche creí que…