Me enamoré.

Me enamoré de ti, de tus ojos soñadores que brillan cuando estás junto a mí. Me enamoré de tus alas que te hacen volar y ser tan libre como nadie que haya conocido.

Me enamoré de tus labios, carnosos, suaves, que besan con ternura y que desbordan pasión al devorarme. Me enamoré de tus manos, que acarician, que protegen, que cocinan y crean delicias, de tus manos que son tan fieras como tus palabras cuando quieren serlo.

Me enamoré de tu cabello enredado como la vida que no vivo contigo, me enamoré de tus tatuajes que bien conocía y ahora ya ni recuerdo. Me enamoré del silencio que compartíamos después de besos, después de risas a carcajadas con platicas sin sentido pero que le daban todo el sentido del mundo a nuestra historia.

Me enamoré del recuerdo que te tengo, porque ya me he olvidado de todas las discusiones, de las peleas que si ahora veo, no tienen ningún sentido, me enamoré de la dicha que viví y ahora bendigo, del recuerdo nostálgico de mi vida contigo.

Quizá por eso aún sigo sintiendo el amor que por ti surgió, aún con tantas desventajas de nuestra absurda relación. Me enamoré de lo que te imaginé y después de lo que me hiciste ver. Me enamoré como nunca creí hacerlo, quizá por eso aún te guarde muy dentro.

 

 

AIRY MINOR

Twitter: @miniptx

FB: Poeteros

Instagram: Miniptx

Anuncios

Por sí me lees. 

Te he pensado incontables veces en el día, 

he querido escribirte, preguntarte si me extrañas,

si acaso me estás llamando con el pensamiento.

No sabes cuantas veces he abierto el whatsapp para escribirte 

y solo me detengo a mirar tu fotografía. 

He regresado incontables veces a ti, prometiendo que no me alejaré, 

y vuelvo a distanciarme porque te miro sonriente, feliz y entonces

entiendo que no me necesitas, ni me quieres más en tu vida. 

Y me alejo pensando que es lo mejor,

aunque vuelvo a sentir esta necesidad de que me invocas, 

y me detengo pensando en que sí así fuera tu me llamarías,

no sabes como desearía que el teléfono sonará

con tu nombre apareciendo en la pantalla.

Pero no lo haces, entonces decido ir a ti con la certeza de que es un error, 

y vuelves a mí diciéndome que me esperabas, llamándome amor. 

Por sí me lees, aquí me tienes,

con la puerta abierta por si decides venir y conversar con mis fantasmas.

 

https://www.youtube.com/watch?v=KmMVHU1n0C4

Lo que más – Shakira.

 

Fui yo.

¿Cuántas noches amor, habrás llorado por mí entre sus brazos?, cuando aún tu corazón pronunciaba mi nombre, cuando eran mis labios los que provocaban tu deseo. 

¿Cuántas noches amor, ella te habrá consolado? De alguna discusión, o de un trago amargo a mi lado.

Nunca lo había pensado, quizá fue esa forma en la que te fue enamorando, quizá corrías a su lado, cuando en mi enojo y furia yo te aventaba de mis manos. 

Cuántas veces amor, no dijimos palabras que hirieron nuestros corazones, cuántas veces amor dejé pasar el ir detrás de ti; corriendo para contentarte, y fue más mi orgullo, y mi hastío, en la soledad donde te olvidaba, o incluso en otros brazos me refugiaba.

Hasta que tu volvías a mi lado, apareciéndote, suplicando, y otras tantas reclamando, pero siempre añorando, siempre pidiéndome que no me marchara. 

Y entonces como perro fiel volvía a tu lado, deseando limpiar de mi cuerpo cualquier otro abrazo.

Pensándolo bien, ella no te robó nunca de mi ser, más bien fui yo quien te aventó a su querer. 

 

Airy Minor

Twitter: @miniptx

FB: Airy Minor

Instagram: Miniptx

Carta al cielo.

Hablar de ti es algo que pocas veces hago, pero hoy no quise evitarlo.

Hablar a alguien de ti es dejar entrar a alguien a una parte muy intima de mí.

A veces me hubiera gustado mirarte, no tengo una imagen fija de ti en mi mente y sin embargo estoy segura de cómo fuiste perfectamente.

Si supieras la falta que le has hecho a nuestros padres todos estos años, y sin embargo no me imagino la vida contigo a mi lado, incluso he pensado que mucho de ti, lo vivo yo aquí, o que quizá es justo por tu ausencia mi presencia, ¿cómo poder pagarte la oportunidad que me diste de vivir la vida que vivo? Parecería absurdo no disfrutar, no cuidar, no entregarse a la vida, aprender, crecer, fluir, a veces pienso que te lo debo, y es por ti que tengo el deber de ser feliz, por nosotras, entre otras cosas que sabes bien pienso.

Ellos te recuerdan con amor, con el dolor que implicó tener que aceptar dejarte ir, con la lucha frente al nostálgico recuerdo de las cosas materiales que te nombraban y tu no existías más que en el recuerdo de ellos. Ellos hablan de ti, claro, te recuerdan como algo muy preciado, nunca los he visto lograr contenerse las lágrimas después de mencionarte, es verdad, esa herida sigue en ellos abierta, a veces impronunciable, pero siempre latente.

Esa historia la cuentan, la comparten con nosotros siempre en familia, porque a pesar del dolor, mamá siempre nos ha enseñado que las cosas se pronuncian, que la comunicación es la base de nuestra unión, que somos fuertes y solo así podremos con todo. Tenemos 3 sobrinos hermosos, cada uno con una personalidad fuerte, distinta, seguro los adorarías, son tremendos, listos, amorosos y locos, pero siempre cuidándose uno al otro, y a veces pienso, ¿así hubiéramos sido? ¿hubiéramos sido 3 y no 2?

Hablar de ti, es algo muy mío, solo mis amigos más cercanos y amores (que sabes bien han sido varios) saben tu historia, compartirles ese episodio me une de una forma más intima con todos ellos. Los vivos, los que aquí estamos justo en estás fechas recordando, mencionando, pronunciando a nuestros seres amados.

A veces creo que cuando nuestros padres me miran, en realidad no me están viendo a mí, sino a ti. Puedo sentirlo. Y no me molesta, al contrario, es reconocerte, es la forma en que te manifiestas. Pero no, no creas que por no hablar de ti te olvido, eso jamás ha sucedido.

Yo no sé que hay en el más allá, eso lo sabrás mejor tú que yo y sé que cuando sea el momento nos encontraremos, y entonces te tocará a ti compartirme todo aquello para mí hoy desconocido. Prometo ya no darte tanta lata, siempre digo que tengo un gran ángel de la guarda, un angelote al que le doy mucha chamba, quizá de ahí mi estúpida seguridad en todas partes.

Es la primera vez que te escribo, aunque no la primera que hablo contigo. Y no, yo nunca te olvido, porque siempre vas conmigo.

 

Airy Minor.

 

Le confieso.

He pensado mucho en sus besos,

en sus manos recorriendo mi cuerpo,

he pensado en el calor de su piel

y ese aroma que me enloqueció de placer.

Le confieso  que me dan ganas de arrebatarle una noche,

perderme entre sus sábanas, despertar en su almohada,

me dan ganas de provocarle, de que me recorra como guste.

Le confieso que he pensado mucho en su figura,

en esos pechos grandes que se me muestran provocativos,

en esos movimientos que me dejó como un preliminar,

¡qué hago con estas ganas de volverle a mirar!

Venga, hágase presente,

deme un beso, que nos vuelva elocuentes.

Le confieso de que tengo ganas de vestirme con sus besos,

de amanecer sobre su cuerpo,

que me haga tanto lo que me viene diciendo,

de una vez y con el camino abierto.

Le confieso…

 

 

 

AIRY MINOR

Twitter: @miniptx

FB: Insomnes Accidentales

Instagram: Miniptx

Hace noches te soñé.

Hace un par de noches soñé con tu presencia,

llegabas de pronto a mi oficina, preguntando por información general,

yo te miraba entrar, me escondía de ti, pero lograbas mirarme.

Entonces, todo volvía a mi mente, los besos, las caricias, las noches que pasamos juntas.

Y temblé, tuve miedo de cualquiera que fuera tu reacción,

entonces te acercabas y hablabas, primero con cierto rencor,

después me abrazabas por la espalda como solías hacerlo,

y el calor de tu cuerpo me recorría entera.

Te volvía a besar, y sabía que había perdido una vez más.

Entonces desperté, en mi sueño eras tan real que temí que fueras verdad.

Me anduve con cuidado todo el día,

por si acaso en mi camino aparecías,

para huir rápidamente, si tus ojos se me cruzaban de repente.

Pero no fue así,

han pasado días y no te vi, ni supe nada de ti.

Entonces pensé, que quiza esa noche dormiste pensando en mí,

añorándome, pronunciando mi nombre en silencio,

para encontrarnos solo en sueños.

 

AIRY MINOR

Twitter: @miniptx

FB: Insomnes Accidentales

Instagram: Miniptx

Sinceramente.

Hace falta sincerarnos, decirnos al oído todo aquello que callamos.

Ven amiga mía y siéntate a mi lado.

¿Cómo es posible que de ella te hayas enamorado? Si bien sabes como tuvo mi corazón enjaulado.

No, perdona, es que ¿cómo es posible que no te hayas enamorado antes de ella?

Si bien sé como cautiva, como envenena, como su mirada aniquila, ¿cómo no enamorarte de ella? Yo lo hice, yo lo viví, y fue mi loco corazón el que impaciente viene hoy a reclamarte que la ames.

Amiga mía, perdona, pero quise advertirte desde antes, es que fiera cruel ella se cuela por los poros, hasta que sin darte cuenta, la respiras.

Es mi loco corazón hablando de aquella pasión que me embriagó noches, días, meses, y tuve que escribirla, vivirla de muchas formas para que me curara de esa enfermedad que es mirar sus terribles encantos.

Hace falta sincerarnos, ¿qué sentiste la primera vez que la besaste? ¿Sentiste ese cosquilleó recorrer todo tu cuerpo? Mírame, aquí, sentada escribiéndote a ti, después de que todas mis letras eran solo ella, y cada que ella me escribía yo caminaba sobre nubes, sobre enredos de burbujas que me alegraban la vida, es que ella me llenaba de dicha.

Ven aquí amiga mía, tengo que confesarte que me niego a mirarte a su lado, sé que la haces feliz, hasta el ciego de nacimiento podría sentir el calor de la dulzura con la que sus ojos te miran.

No hace falta decir que me alegro por ti, nunca quise nada más que verla feliz, ¿quién me lo iba a decir? Que serías tu, la que le diera la dicha por fin.

Amiga mía, ¿por qué te enamoraste de ella? No me digas más, que si te hablo más de ella seguro me vuelvo a enamorar.

Haré de su nombre un lejano recuerdo de una historia que jamás viví, haré de su mirada, de su sonrisa tirana, de sus movimientos, haré de mis recuerdos una bola que lance al viento, que se desvanezca, que encuentre otro camino en algún otro texto que aún no he escrito. La nombraré de otra forma, de una manera que mi corazón no sienta que es a ella a quien la mente le refresca. La nombraré de aquella forma en la que mis recuerdos no asocien su mirada con la que ahora se muestra enamorada.

Amiga mía, que dicha que seas tu quien la cuida. ¡Qué pena la mía!.

 

AIRY MINOR

Twitter: @miniptx

FB: Insomnes Accidentales

Instagram: Miniptx