Perdería.

Lo supe sin dudarlo. Va dejarme, aun no sabe como, ni cuando, me esta preparando.

Seguí escuchándola y caminaba a su lado. Ella me miraba tranquila, me sonreía, me hacia feliz.

Pronunció su nombre el cual nunca antes me había causado conflicto alguno hasta ese día, y supe entonces por un toque en su voz que ella había regresado de lleno a su vida, y a pesar de quererme y amarme, no podía olvidar que a ella, la había amado antes, que siempre la amará, que yo soy una más…

Va ha dejarme, lo tiene ya decidido, lo ha pensado por las noches y aún no sabe cómo decirlo. Quizá aún no está del todo segura, pero vaya que lo ha pensado. Lo sé, la conozco, pronto será.

Mientras caminábamos de la mano, vio un aparador con muchos artilugios, miró uno en particular y se le perdió la mirada. Pensaba en ella.

Después me miró y sonrió, yo la miraba con melancolía, se miraba tan bella, y había sido mía, hoy aún era un poco mía, pero pronto ya lo no sería.

Pronto tendría que comenzar a aceptar que ella me dejaría, así que me dispuse a disfrutar los últimos momentos que la tendría, para que el día en que se decidiera, por ese amor que siempre ha adorado, yo pudiera soltarla sin ningún reclamo.

Al final, porque habría de interponerme entre la dicha de un amor que tan feliz me hizo ser, en esos casos es mejor hacerse a un lado, y aceptar lo que ya no se es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s